Cierra los ojos y piensa un poco en la playa. ¿Qué es lo que ves? Seguramente palmeras, sol y mucho calor de la brisa tropical del verano.

Pero ¿Por qué cerrarse a la idea de ir a la playa sólo en verano? También la playa se disfruta en otras temporadas como en otoño o invierno.¿ Aún no te convencemos?

Bueno, a continuación te daremos algunas razones por la cual viajar a la playa en otoño es tu mejor opción. 

Es temporada baja

Cuando visites la playa en otoño, notarás que está casi vacía y podrás aprovechar el sonido de fondo de las olas rompiendo en la costa mientras disfrutas de aquel libro que habías dejado de leer hace tiempo.

Es el escenario perfecto para salir a dar largas caminatas ya que el calor no será tan intenso y podrás darte un break para respirar profundamente y relajarte a conciencia. 

Playa en otoño

El hospedaje es más económico

Debido a que no hay tanta demanda en ésta época para ir a la playa, las tarifas de los hoteles y lugares de hospedaje son mucho más económicas.

Aprovecha para hospedarte en ese hotel que has tenido en la mira desde hace tiempo o revisa las páginas más populares para comparar hoteles y escoge la mejor opción.

En México, las playas son templadas 

Si vas a viajar a una playa en invierno, tu mejor opción sin duda es alguna costa mexicana, ya que en México el clima de las playas en invierno es templado y gozan de una temperatura promedio de entre 20 o 25 grados.

¿Nada mal para un otoño en la playa no crees? 

Fotos en la playa

Aprovecha para tomar unas buenas fotos

En otoño las costas suelen estar mucho menos pobladas, y puedes disfrutar de un paisaje tranquilo e imperturbable con el sol de fondo, las olas rompiendo con fuerza, la bruma sobre la arena y sobre todo… nada de gente interfiriendo en la escena. 

Otoño en la playa

Disfruta de otras actividades

Una ventaja de  la impopularidad de la playas en otoño, es que se convierten en tu propio patio recreativo para hacer todo tipo de actividades que por el contrario, con mucha gente no podrías hacer con tanta libertad. 

Aprovecha para salir con tu mascota sin que corra el riesgo de perderse entre la multitud o que moleste a tus vecinos de sombrilla.

También es el momento ideal para que experimentes con nuevas actividades como volar cometas, ya que el viento de las costas favorece este tipo de “deportes”.

 

¿Ya suena mucho mejor la playa en invierno no? Así que no dudes en vivir ésta cálida experiencia invernal de la cual no muchos saben tomar ventaja.