Luego de 135 días -si, están leyendo bien, fueron 135 días de encierro absoluto para mi-, pues finalmente me escapé a Playa del Carmen el primer fin de semana de agosto… Con mis amigos nos quedamos en un hotelito que está muy cerca de la Av. 12 y sobre la famosa Quinta Avenida de esta ciudad, y ahí nos recomendaron conocer un restaurante en Playa del Carmen que es muy divertido: Santito Tun Tun

 

Y pues nuestra primer noche nos fuimos a cenar a este lugar y les quiero contar mi experiencia en el restaurante en Playa del Carmen más seguro y divertido

 

Santito Tun Tun se encuentra en frente de una de las discotecas más famosas de Playa del Carmen, Mandala así que puedes usarla como referencia para llegar. Debido a que las discos y bares de la ciudad están oficialmente cerrados, pues la Avenida 12 no se ven tan fiestera como antes del covid-19 en Playa, pero basta con que te acerques a Santito para que empieces a sentir los beats tropicales en tu corazón. 

Y pues en el establecimiento debes usar tapete sanitizante antes de acceder, te toman la temperatura y debes aplicar gel en tus manos. O sea, cumple con las medidas básicas de todos los lugares. El host te lleva hasta tu mesa y le dan una limpiada antes de que te acomodes, y su menú ya es por código QR. Es por eso que considero a unos de los restaurantes abiertos en Playa del Carmen más seguros. 

 

¿Pero qué hay sobre la diversión y el ambiente? Bueno, pues a pesar de estar super al 100 con los protocolos de salud y de higiene, en Santito se han asegurado de que el servicio y nuestra experiencia como clientes no se vea opacada. Es cierto que ahora las mesas están más distanciadas pero es perfecto para que te pongas a bailar ahí mismo con tus amigos. 

Algo padre de esta sana distancia es que los coqueteos están volviendo a ser como en la época de nuestros papás, pues a nosotros -que éramos grupo mixto- otra mesa nos envió shots en dos ocasiones. Y como lo que pasa en Playa se queda en Playa, de ese tema no les voy a dar detalles, sólo les confesaré que baile hasta que el lugar cerró. 

Y hablando de baile, algo increíble de Santito es la música, porque el ratote que estuvimos ahí escuchamos un poco de rock-pop, electro y reggaeton… Y literal todas las mesas se levantaron a bailar en su propia área. 

 

Otra cosa que me encantó fue el concepto de “funk Mexican munchies” que implica que en el menú vas a encontrar puras delicias para matar el hambre feroz que nos entra en las noches de fiesta. Yo soy fan de la comida asiática así que probé el sushi y los edamames -me encantaron porque tienen el toque de soja y chilito molido perfecto-, mis amigos se deleitaron con hamburguesa y unos tacos de barbacoa de los cuales tuvimos que pedir otra orden porque la primera fue para compartir. Los tacos de barbacoa del restaurante-bar  Santito Tun Tun sin duda son ahora mis favoritos de toda la Riviera Maya, te los recomiendo -eso si, se precavido con la salsita de habanero si no quieres darte la enchilada de tu vida-.  Y como nuestra visita a este restaurante en Playa del Carmen fue nuestra primera salida oficial after-covid19, pues decidimos probar la mixología exclusiva del lugar. Las bebidas tienen nombres que van con el nombre del lugar como: Alas de Angel, Santo Remedio y Agua Bendita -este último fue mi favorito-. 

Cómo salimos un poquito entonados del lugar, nuestro mesero -a quien durante la noche hicimos nuestro amigo-, nos invitó a volver temprano a Santito porque también tienen almuerzos con un menú diferente. Así que a la mañana siguiente -en realidad a medio día-, regresamos y curamos nuestra resaca con unos ceviches y su respectiva cerveza helada. 

 

Aunque ya hay varios lugares abiertos en la ciudad, sin duda entre los restaurantes de Playa del Carmen, Santito Tun Tun es el más seguro, divertido y te lo recomiendo ya sea para el día o la noche.